Seguimos avanzando con el curso de conducción BTT, teniendo en mente la práctica de manuales, caballitos, caballitos invertidos y descensos empujando la bicicleta. Además de ir a clases y asimilar las correcciones que nos hacen, necesitamos practicar lo aprendido de manera consciente. Vamos a seguir paso a paso.

Por supuesto antes de empezar con el curso de BTT, hemos calentado y repasado los conceptos trabajados en la anterior sesión. Toda mejora se construye a partir de lo aprendido y nunca vamos a dar un salto de lo conocido a lo desconocido. Cuando quieras darte cuenta, tu conducción se habrá transformado sin darte cuenta.

Tija telescópica, ¿sí o no?

Este es un debate que los ciclistas de enduro, BMX o descenso ni se plantean, pero que los ciclistas BTT de larga distancia sí que nos planteamos. Ya sea con bicicletas rígidas (suspensión delantera) o dobles con poco recorrido de suspensión, que son las bicicletas que veo en las Carreras de Aventura.

En contra tenemos la opinión de que añade peso, suma otro elemento que se puede averiar o que acaban “haciendo juego” y moviéndose demasiado hasta romperse.

A favor tenemos el hecho de que es muy fácil echarse atrás en un descenso sin la molestia del sillín.

ASCENSO

Levantarse de la BTT en zonas complicadas

En la sesión anterior aprendimos a superar obstáculos en el terreno haciendo caballitos, pero hay otra opción alternativa si el terreno lo permite.

Levantarse de la bici y pedalear de pie facilita el paso de la bicicleta por el obstáculo, al igual que hacemos en el descenso al echarnos hacia atrás.

Yo no estoy acostumbrado a pedalear así, pero es algo que se puede probar fácilmente en un ascenso por asfalto, combinándolo con la acción de las caderas, que son el verdadero motor de nuestro cuerpo, mucho más que las piernas.

Es un recurso para zonas muy localizadas, pues es una técnica mucho menos económica que pedalear sentado y en largas distancias podemos acabar pagándolo.

¿Pedalada de pistón o circular?

Durante mis formaciones de certificación de preparador físico de ciclismo y BTT, una de las discusiones científicas del momento fue si pedalear “pistoneando” (con fuerza hacia arriba y hacia abajo) o haciendo un círculo (presionando en todo el recorrido) era mejor.

La conclusión era que el “pistoneo” era un movimiento más económico y generador de potencia, y por ello he intentado seguir estos consejos. Pero he visto como en ascensos técnicos ese pistoneo me desequilibra de lado a lado y no siento que vaya bien agarrado al terreno.

Pero…¿qué pasa en un terreno técnico lleno de obstáculos? Necesitamos una presión constante en el pedal y para ello, una menor cadencia, desarrollo más duro y un pedaleo circular te ayudará a ascender con mayor adherencia sobre el terreno

DESCENSO

Durante los descensos en BTT, he podido comprobar cómo varios errores se repiten constantemente, por lo que me voy a centrar en estos consejos:

  • Levantado en la bici: ir sentado hace que la bicicleta no pueda pasar los obstáculos con tanta fluidez.
  • Amortiguación de rodillas: no hacerlo supone ir demasiado tenso y nos hace más difícil el tránsito por los obstáculos del terreno.
  • Mirar más lejos: mirar demasiado abajo te hace perder capacidad de anticipación. Un obstáculo ya tienes que hacerlo superado mentalmente varios segundos antes.

Derrapes

Aprender a derrapar en BTT es un recurso que te ayudará a dominar más tus frenos y puede servir de ayuda para momentos ocasionales donde necesitas encarar rápidamente una curva.

No olvidemos que el freno delantero hay que activarlo con pequeños toques, mientras que el trasero lo podemos activar más tiempo hasta bloquear la rueda trasera e inclinar la bici en curvas.

No vamos a estar todo el día derrapando, pero dominar esta habilidad y practicarla en una zona sencilla de tierra nos puede dar un recurso de seguridad en casos puntuales.

Bibliografía

  • Lopes, Brian y McCormack, Lee (2011). Técnicas maestras de Mountain Bike. Editorial Tutor.