Thierry Gueorgiou es una auténtica leyenda de la Orientación a pie, llamado por el público especializado como “El Rey de la Media Distancia”, por ser la prueba en la que obtuvo más éxitos. El atleta francés encabeza la clasificación de orientadores con más medallas en Campeonatos del Mundo, con 14 oros, 5 platas y 4 bronces.

Thierry Gueorgiou at the World Cup event in Norway 2007. Bjarte Hetland

Nacido en Saint-Etienne un 30 de marzo de 1979, tuvo claro desde los 8 años que quería ganar un Campeonato del Mundo de Orientación, ya que ese año se celebró el WOC (World Orienteering Championship) en Gérardmer (Francia). Viendo a sus héroes cruzando la meta, no podía pensar en otra cosa…

Para su desarrollo como atleta, Thierry Gueorgiou tuvo la inestimable ayuda de su padre Michel, profesor de Educación Física. Consciente de que el nivel francés en este deporte estaba a años luz del escandinavo, Michel aprendió sueco y noruego. Además visitó frecuentemente Suecia y Noruega para aprender los métodos de entrenamiento de éstos. Este esfuerzo le llevó a ser el seleccionador francés de orientación.

Su filosofía siempre fue clara, “Nunca entrenes sin mapa”.

Mientras, el joven Thierry combinaba su práctica de la orientación con deportes como el balonmano o el esquí de travesía. En el Campeonato del Mundo Junior de 1998 se empezó a recoger los esfuerzos de la Federación Francesa, y llegaron las primeras medallas, como la que consiguió Gueorgiou en Larga Distancia o el bronce en relevos.

Su duro paso a la madurez

Empeñado en ganar “más con su cabeza que con sus piernas”, Thierry Guergiou le dedicó más tiempo que nadie a entrenar con un mapa en sus manos. Se fue a Finlandia a mejorar sus entrenamientos de cara al mundial del año 2001.

El Campeonato del Mundo 2001 fue un auténtico desastre, por lo que dejó de coger un mapa durante meses, cuestionándose si era bueno en este deporte. Pensaba que había apuntado demasiado alto.

Gracias a su entrenador escandinavo Börje Vartiainen, pudo analizar cuál era el problema: intentaba abarcar demasiada información, por lo que le inculcó una de las herramientas de todo orientador debería de tener en su Cajón del Orientador.

Esta herramienta clave para Thierry se llama Simplificación, y consiste en solo tener en cuenta la información mínima para poder orientar, obviando todo lo demás. Querer comprobar toda la información del mapa en la realidad puede ser agotador y nada eficiente.

Con estas mejoras afrontó el Campeonato Mundial 2003 en Suiza, donde arrasó en la Media Distancia con más de 2′ sobre el segundo, una auténtica barbaridad en estos niveles. En los siguientes años demostró su valía también en Larga Distancia y Sprint, por lo que se convertía en el ORIENTADOR en mayúsculas.

2011, el apoteosis de su carrera

Después de años de éxitos, tenía que ser corriendo en casa, en el WOC 2011 organizado en la Savoya Francesa. Si bien en los años anteriores siempre se había colgado una medalla de oro, esta vez fueron tres: en su amada Media Distancia, en la Larga Distancia y en la prueba de relevos con la Selección Francesa, para júbilo del público local.

El oro en relevos se le había resistido a Thierry: desde una picada de una avispa hasta el rescate de un rival con una lesión grave (junto a sus compañeros checos y noruegos, demostraron lo que es el espíritu deportivo en todo su esplendor).

A nivel personal, se enamoró de la orientadora sueca Anika Billstam, que también ganó ese año medalla de oro en Larga Distancia. Michel Gueorgiou llegó a pensar que era una estrategia sueca para desconcentrar a Thierry, si fue así, no funcionó.

Pero los éxitos de Thierry Gueorgiou no pararon aquí, y siguió cosechando medallas hasta el 2017, con récord de oros en Larga Distancia. Como colofón, consiguió en oro en el año de su retirada en su amada Media Distancia.

El Ojo Ganador

Su padre Michel Gueorgiou, enamorado de la orientación desde que corrió un Raid de Aventura en Saint Etienne, nos comparte su experiencia como profesor de Educación Física y entrenador de orientación con esta obra didáctica dirigida a todos los niveles.

Bibliografía

COMag Nº 134. Edición Especial 2017. Thierry Guergiou: The orienteering king becomes a legend”